Teléfono durante el curso académico
+34 976 79 11 30
Teléfono exclusivo meses Julio y agosto
+34 699 789 450 / +34 618 355 290

Fines generales y específicos

Aceptando plenamente lo dispuesto en las leyes vigentes recogidas en el régimen jurídico del Centro, y especialmente todo lo que en ellas se refiere a los Colegios Mayores, este CMU CARDENAL XAVIERRE las expresa con arreglo a la siguiente formulación propia:

 

Proporcionar hospedaje y dar acogida a estudiantes universitarios, otros estudiantes de posgrado, máster, doctorado, etc., que quieran adoptar el modo de vida particular que ofrece nuestro CMU. Esto obliga a la institución a la prestación de todos aquellos servicios necesarios para el desarrollo normal de la vida colegial. Tácita o explícitamente se entenderá siempre que existe un “contrato” que obliga a ambas partes en el ámbito de lo privado y sustentado en la “bona fides”.
   

Ofrecer a los jóvenes universitario un programa de formación personal que complete aquella otra que reciben directamente en la Universidad y que se refiere principalmente a una especialidad científica concreta y a la capacitación profesional. Esta formación personal complementaria se extiende a los siguientes ámbitos:

 

PRIMERO: ÁMBITO DE LA PERSONALIDAD
Este CMU es ante todo un gran instrumento de formación tanto en lo que se refiere a la dimensión personal (con gran respeto por la vida privada) como a su dimensión social. Para ello y según demanda, se prestará tanto una asistencia individualizada, como se atenderá a la creación de un amplio espacio de convivencia que sirva como lugar de aprendizaje para el ejercicio libre y responsable de todo tipo de derechos y de deberes que van a estar presentes en sus vidas.


SEGUNDO: EL SENTIDO DE LA VIDA
La formación integral y de cultura superior que se pretende transmitir en nuestro CMU no puede marginar una oferta de reflexión y profundización en la búsqueda del sentido de la vida o del ser humano.  Una persona de nuestro tiempo necesita bases firmes para elaborar los criterios que va a seguir en su conducta y en la comprensión de sí misma y del mundo. Por todo ello, y como Colegio Católico que somos, brindamos a quienes residen entre nosotros un programa de estudio y de aproximación a las cuestiones del humanismo, a aquellas otras fronterizas entre las ciencias puras y los postulados religiosos y éticos. El CMU CARDENAL XAVIERRE es católico pero no obliga confesionalmente a nadie ni a nada. Sólo exige un exquisito respeto por la institución y sus principios. También queremos dejar constancia de que consideramos respetables las opciones políticas, lingüísticas o diferenciales de cada persona, pero el CMU CARDENAL XAVIERRE es escrupulosamente apolítico y se considera al margen de los debates económicos, políticos o de cualquier otro tipo presentes en la sociedad.


TERCERO: LA CULTURA Y LOS VALORES HUMANOS
Este CMU apuesta claramente por el mundo de la cultura en todos sus ámbitos. Ninguna profesión está reñida con una formación interdisciplinar que considere como positivos los más amplios conocimientos en las artes, el pensamiento, los avances tecnológicos, el dominio de idiomas y todo aquello que nos ha sido transmitido por la Historia. Cabalgar a hombros de gigantes (Newton) exige crecer para favorecer un punto de partida más elevado desde el cual puedan partir quienes nos van a continuar en el generoso servicio a la Humanidad que a todos nos incumbe. Valoramos excepcionalmente todas aquellas otras actividades educativas, recreativas, culturales y deportivas que contribuyan a una promoción y perfeccionamiento tanto del cuerpo como del espíritu, en el ámbito de lo personal o de todo cuanto implica colaboración y trabajo en equipo.

   
 
PROMOVER el desarrollo del estudio, la vida intelectual, la investigación, el espíritu científico y crítico como camino para llegar lo más profundamente posible a la verdad de las cosas. El CMU CARDENAL XAVIERRE, es un proyecto y un programa de vida más que un lugar de residencia. Quiere ser un instrumento para el entendimiento y la comprensión de todo lo que como personas nos compete.

 

 

SUSCITAR la búsqueda de una vocación humana global,  a modo de sentido profundo de la existencia individual. Vivimos en una comunidad pequeña pero que es reflejo de la gran comunidad humana en todas sus facetas de autorrealización.  
   
 
ANIMAR la sensibilidad para la captación de los valores artísticos y culturales. Toda persona debe cultivar su espíritu al máximo aprendiendo de los mejores maestros de la Historia. Existen numerosos ejemplos de bondad personal, de excelencia personal y de sabiduría científica en los que proponemos mirarnos como en un espejo
   
 
PROPORCIONAR informaciones fundamentales sobre la concepción cristiana de la vida, a la vez que se brindan oportunidades para compartir y desarrollar la fe. EL CMU no pretende indoctrinar a sus residentes o forzarles a un pensamiento que no sea libre.
   
 

SEMBRAR una inquietud integradora de todos los conocimientos humanos, destacando el diálogo y la lectura comparada entre la ciencia, la ética, la fe y los derechos humanos. Consideramos que todo profesional debe ser capaz de elaborar una síntesis equilibrada entre conducta y pensamiento.


Objetivos del milenio. Agenda XXI de la ONU.

   
 
AYUDAR A CREAR un estado de opinión, de preocupación y compromiso en torno a los grandes problemas que la Humanidad tiene planteados: el hambre, las injusticias, el progreso sostenible, la no discriminación entre varones y mujeres, la problemática presente y futura que se va a derivar de las nuevas tecnologías y de su relación con nuevos planteamientos éticos.
   
 
INDUCIR una mentalidad de horizontes universales, de concordia, de paz y de buenas relaciones entre todos los pueblos y personas de la Tierra. Somos contrarios a fronteras  que enfrentan, separan y marginan a unas comunidades de otras, especialmente si son vecinas. Nos gustan todas las lenguas y defendemos el pluralismo lingüístico. 
     
 
CULTIVAR el uso recto de la libertad, la comprensión inteligente, la tolerancia y el respeto como bases sobre las que construir una convivencia pacífica. El RESPETO debe ser constante y permanente sin distinguir días, horas o circunstancias interpretadas en beneficio propio. De una manera muy especial, es fundamental el silencio en la convivencia diaria dentro del Colegio. 
     
 
INCULCAR el cumplimiento de los derechos y deberes que a todos conciernen. Pero al mismo tiempo exigir las responsabilidades que de ello se derivan. El honor, la autoestima, el cumplimiento del deber y el sacrificio enaltecen  la vida entera, pero en nuestro caso su principal lugar de realización es el mundo del estudio. Ciertamente, el éxito en los estudios no lo es todo; pero el fracaso lo es muchísimo menos.
   
 
INTEGRAR, en la medida de lo posible, a los familiares directos de nuestros Colegiales y Colegialas en la tarea de formación de sus hijos e hijas. Es el momento de una presencia y colaboración bastante definitivas. Podría tratarse de un último acto en su formación previa al mundo del trabajo. Consideramos que hoy se exige el manejo de muchas herramientas complementarias como son los idiomas, la capacidad de trabajar en equipo, el inspirar confianza, el tener honradez y contribuir siempre a ser la solución, no el problema, asuntos en los cuales la familia tiene mucho que decir y  aportar.
   
 
El mundo clásico a partir de Sócrates, Platón y Aristóteles ha considerado que una persona bien formada debe saber calibrar lo más rigurosamente posible las dificultades a las que se enfrenta y no tener miedo a tomar decisiones acerca de lo que resulta más conveniente hacer. Inculcaremos el valor y la prudencia para  ser capaces de tomar decisiones maduras.
   
 
PROPICIAR cualquier tipo de actividades que eduquen para el trabajo en equipo, muy especialmente las deportivas, que tanto contribuyen, además, a un positivo desarrollo del cuerpo. La lealtad a los amigos, el compartir objetivos comunes y luchar codo con codo por alcanzarlos propicia esa unión tan necesaria para el hombre contemporáneo cuyo perfil solitario, individualista e insolidario tanto vamos viendo acrecentarse.
   
CONCIENCIAR acerca de los problemas sociales existentes en nuestro mundo y que han sido propuestos como los objetivos del milenio: erradicar el hambre y la pobreza, la marginación social, la desprotección sanitaria, el acoso economicista contra nuestro propio planeta, la desigualdad entre hombres y mujeres,  el desempleo. Fomentar el voluntariado, evitar cualquier tipo de violencia, la que generalmente pasa inadvertida, las guerras declaradas y ocultas, la violencia doméstica, el alcoholismo y las drogadicciones y todo cuanto esclaviza al ser humano o le priva de su dignidad
   
TOMAR CONTACTO, si el caso lo requiere, con profesionales diversos, profesores, empresarios y trabajadores de todo tipo, orientado todo ello a despertar un espíritu de liderazgo humanístico, empresarial, científico y neotecnológico que viene aplicándose a las áreas de mayor proyección en el futuro de la Humanidad. No dejaremos de insistir en el uso y dominio de lenguas modernas. Nuestro CMU es bilingüe español-inglés sin descuidar el francés, el alemán y otras lenguas emergentes de amplia implantación en determinadas regiones de la Tierra o en campos específicos de la comunicación a nivel mundial.

 

 

TODO LO ANTERIORMENTE EXPUESTO ES LA PARTE  PRINCIPAL Y OCUPA EL CENTRO DE NUESTROS ESTATUTOS. CONSTITUYE PARA NUESTRO CENTRO SU CARÁCTER PROPIO. POR LA IMPORTANCIA DE SUS CONTENIDOS CONSIDERAMOS QUE ES DE NECESARIO Y OBLIGADO CONOCIMIENTO POR PARTE DE TODA PERSONA QUE DESEE ACOGERSE A LA FORMA ESPECIAL DE VIDA QUE SE PROPONE EN EL CMU CARDENAL XAVIERRE.


LA DIRECCIÓN DEL COLEGIO PONDRÁ SU MÁXIMO EMPEÑO EN QUE LA LITERALIDAD Y EL ESPÍRITU DE LOS ANTERIORES ENUNCIADOS SE CUMPLAN LO MÁS ESTRICTAMENTE POSIBLE EN BENEFICIO DE TODOS. Y ELLO NO ESTÁ REÑIDO CON UNA VIDA DE LIBERTAD Y DE FLEXIBILIDAD.


NOS SITUAMOS DENTRO DEL MARCO DE LA LIBRE EMPRESA Y DE LA LIBRE INICIATIVA EMPRESARIAL Y DE MERCADO. NOS REGIMOS PRINCIPALMENTE POR EL RESPETO, LA ELEGANCIA, EL SENTIDO COMÚN Y LA BUENA FE. ENTENDEMOS QUE LAS RESPONSABILIDADES QUE EXIGIMOS SON LIBREMENTE ACEPTADAS Y QUE SE PROFESA EL RESPETO A LOS DEMÁS TANTO COMO DESEAMOS QUE SE NOS RESPETE A NOSOTROS MISMOS. CONSIDERAMOS EL PRINCIPIO UTILITARISTA DE LA BÚSQUEDA Y LOGRO DE LOS LAYORES BENEFICIOS POSIBLES PARA EL MAYOR NÚMERO DE PERSONAS. TODO ELLO BAJO EL ARBITRAJE Y LA AUTORIDAD CONCILIADORA DE LA DIRECCION COLEGIAL LEGALMENTE CONSTITUIDA.

 

Nuestro lema VITA INSTAR VERITATIS (la vida entendida como verdad) se comenta por si mismo en un mundo tan amigo de la mentira.